"La Escenificación"

La idea de escenificar la murga de los Parrandistas, «El Juicio del fondo del mar», surgió en el marco de las reuniones celebradas por la Comisión Pro-carnaval de 1982, que estaba formada por las Peñas, Hostelería y Comercio.
En aquel momento el Carnaval de Santoña estaba dando sus primeros pasos después de un largo periodo de inactividad y una de las necesidades inmediatas era dotar de contenidos las diferentes jornadas festivas. De esta manera, fue tomando cuerpo la idea de que para el último día, en lugar de ceñirse a la práctica convencional del "Entierro de la sardina", podía introducirse la representación de la murga de 1934. De aquella forma se obtuvieron dos beneficios, uno en cuanto a la innovación conseguida y, el segundo, la recuperación de una composición literaria popular que estaba en el olvido.
El texto original de la murga fue recuperado en el seno de la peña La Zarceta y uno de sus miembros, José Carlos Juncal, fue el encargado de adaptar los contenidos a las necesidades del momento de la escenificación.
En la puesta a punto de los trabajos colaboraron todas las Peñas santoñesas. La de Juan de la Cosa realizó el escenario, decorado a base de redes en las que aparecían mallados unos mubles; el Besugo fue confeccionado por La Zarceta; y, además de estas asociaciones, la de los Ronceros, Vinikis, Banda de Cartón, Cántabros y Baninsa, se distribuyeron la tarea de la elaboración de los primeros peces que se presentaron en el juicio.
Aquellos peces eran de cartón, cuidadosamente elaborados en sus detalles, se disponían sobre la cabeza, a modo de tocado, mientras que sobre el cuerpo se colocaban trozos de red de pesca como vestuario.
En los carnavales sucesivos, la representación fue creciendo en decorados, incorporándose a la misma nuevos elementos (cuadernas, conchas, sedes...), y vestuario, de tal manera que del pez como tocado se pasó al disfraz de cuerpo entero.
A partir de 1990, la responsabilidad de dirigir la escenificación del Juicio pasó a manos de la asociación La Machina, que la detenta desde entonces.