"....Reconocimiento a la participación popular en el Juicio en el fondo del mar....."

El pasado domingo día 4 de marzo  me fue entregada en el escenario, antes de iniciarse la XXV representación del “Juicio en el Fondo del Mar”, por parte de la alcaldesa de Santoña, una placa en reconocimiento a la labor desarrollada a favor de dicho acto. Quiero desde estas líneas agradecer públicamente el gesto y añadir a continuación que me considero simplemente el receptor de tal elogio que es, como explicó el presentador del acto, el reconocimiento a la labor de muchos santoñeses anónimos  que iniciaron la  andadura de los nuevos carnavales en aquel invierno de 1981.
El acto de la representación del “Juicio” surgió en una reunión de la Comisión Pro-Carnaval 1982 y, si bien es cierto que yo lancé la idea, escribí el textoy he trabajado con otros compañeros en ella durante años, esta no se hubiese traducido en lo que hoy es y representa si no fuese por el apoyo unánime y decidido de  las peñas y agrupaciones culturales, la alcaldía y la comisión de festejos del Ayuntamiento. Es decir que el “Juicio en el Fondo del Mar” es un logro colectivo de la sociedad santoñesa.

Para que un acto de estas características perdure durante veinticinco años tiene que tener un “algo” especial y ese “algo” no es otra cosa que la participación popular. Son muchas las personas que   han  colaborado y colaboran en el “Juicio”. Directores de escena, actores, componentes de las charangas, enlutados y enlutadas, encargados de confeccionar los peces, de  elegir músicas, de diseñar y montar los escenarios etc, han puesto lo mejor de si mismos para que los espectadores se sientan “como pez en el agua”

El “Juicio”  se va renovando año tras año cuando pasa el duro invierno y se atisba la primavera, que es el renacer. Y son los santoñeses, de todas las edades y condiciones,  los encargados de aportar ese  aliento que es necesario para que siga viviendo y para que siga trasmitiendo más allá de nuestro terruño el mensaje que lleva implícito: la defensa de  la mar y de sus habitantes y del medio ambiente que los rodea, que es el nuestro. Quien quiera adentrarse en el trasfondo del acto  deducirá de  los diálogos de los peces-actores  que se trata de una metáfora en defensa de la vida.

Quiero felicitar a los santoñeses en general por esta distinción,  a las distintas  corporaciones (que no son otra cosa, no se nos olvide,  que gente del pueblo elegidos para representar las distintas inquietudes individuales y colectivas) y a los incomprendidos y siempre cuestionados concejales de festejos en particular, por el apoyo y el empuje que  han dado a nuestro Carnaval, que es expresión de libertad en sus distintas facetas, y en especial al “Juicio en el Fondo del Mar” que nos identifica y nos distingue de entre los muchos carnavales que en el mundo existen.

Santoña, a 6 de marzo de 2006.